Porque estamos convencidos de que la formación es la clave de un profesional excelente, ONTIER está implicado en todas sus fases. En la vida universitaria, por supuesto, mediante la actividad docente de miembros del estudio y su colaboración en programas de formación. Pero eso es sólo el principio, el despegue de un aprendizaje que no termina nunca. Para ello contamos con programas de prácticas para alumnos de últimos cursos de la licenciatura de derecho y recién egresados. 

Adicicionalmente, colaboramos con la cultura peruana a través de la colaboración de distinguidos miembros del estudio con asociaciones tan relevantes como la Sociedad Peruana de Historia o la Fundación Ugarte del Pino.

De esta forma, devolvemos a la sociedad una pequeña parte de todo lo que recibimos de ella, contribuyendo modestamente al desarrollo de la cultura jurídica en el Perú.